¿ES NECESARIO HACER UN DUELO POR UN ABORTO?

Duelo por pérdida de embarazo

¿ES NECESARIO HACER UN DUELO POR UN ABORTO?

El sufrir un aborto, tanto si se trata de uno espontáneo, terapéutico o inducido, es una experiencia traumática, una pérdida que precisa ser elaborada.
Un duelo es un proceso psicológico que necesita realizar una persona que ha vivido una pérdida significativa, para reorganizarse e integrar lo que ha ocurrido en su vida. Por tanto, ante un aborto es necesario elaborar el duelo.
El aborto inducido es una pérdida de la que no se suele hablar y que la gente desearía olvidar. La experiencia superficial después de ello suele ser de alivio; sin embargo, una mujer que no elabora esta pérdida puede experimentar el duelo en cualquier pérdida posterior.
La mujer necesita gestionar todas las emociones que surgen ante esta pérdida, integrar la realidad de que ha estado embarazada pero ese embarazo no ha culminado en nacimiento, las esperanzas que estaban depositadas en él, la forma que todo ello afecta a la relación de pareja, en su caso el haber llegado a tomar esa decisión, etc.
Intentar no pensar en ello no es aconsejable a largo plazo; es preferible tomarse un tiempo para estar en duelo, para conectar con lo que está sintiendo, poder expresarlo, hablar de ello con su pareja, con alguna persona de confianza o un profesional especializado… e integrar esta experiencia en su vida.
Elaborar este duelo le permite seguir adelante en paz con lo ocurrido, y deja de ser una fuente de sufrimiento y malestar.
En los casos de abortos espontáneos o terapéuticos, no es aconsejable buscar otro embarazo como una forma de borrar lo que ha pasado; es más sano reconocer la pérdida y llorarla, y sólo después de ello, abrirse a otros hijos si lo desea, que tendrán su propio sitio en la familia, no como una forma de suplir al que se ha perdido. Si ya había pensado en un nombre, no deberían ponerle el mismo al siguiente hijo que nazca.
En muchos casos, también el padre puede necesitar elaborar su propio duelo, dependiendo de su implicación emocional con el embarazo, que puede variar enormemente de unos casos a otros.

Sin comentarios

Dejanos un comentario

Uso de cookies

Le informamos de que este sitio web contiene cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar los servicios ofrecidos a través del mismo así como mejorar la experiencia de navegación. El hecho de continuar navegando por este sitio web supone la aceptación del uso de las cookies con las finalidades descritas. Para más información pinche aquí.

ACEPTAR