¿EL DUELO POR UN SUICIDIO ES DIFERENTE DE OTROS DUELOS?

Duelo por alguien que se ha quitado la vida

¿EL DUELO POR UN SUICIDIO ES DIFERENTE DE OTROS DUELOS?

El fallecimiento de un ser querido es una experiencia dolorosa, sea cual sea la causa. Pero cuando la muerte ha ocurrido por suicidio, esta circunstancia genera un impacto emocional enorme en las personas allegadas, provoca un duelo con unas dificultades añadidas y su duración suele ser mayor.
Cualquier persona que sufre la pérdida de alguien querido, necesita elaborar un duelo, como una reacción normal y necesaria ante una pérdida dolorosa, que le permitirá finalmente integrar lo ocurrido y continuar adelante con su vida. Se trata de un proceso en que la persona tiene un papel activo en su recuperación. (Para ver las Tareas del duelo, pincha en este enlace: http://www.apoyoenelduelo.es/que-es-el-duelo/ )

Sin embargo, cuando la causa de la muerte es que esa persona se ha quitado la vida, las personas que se quedan, además de esas tareas, necesitan hacer frente a otras cuestiones:

  • Preguntas que surgen de forma insistente: ¿por qué lo hizo?, ¿podríamos haber hecho algo para prevenirlo?, o incluso ¿cómo no me di cuenta?…
  • Sentimientos de culpa.
  • Imágenes recurrentes de la persona que se ha suicidado, que afectan especialmente a quienes encuentran el cuerpo.
  • Sentirse abandonado por la persona fallecida. Sentimientos ambivalentes hacia ella: amor y enfado hacia ella (“¿cómo ha podido hacerme esto?”).
  • Pensamientos de seguir los pasos de esa persona que se ha quitado la vida.
  • Tendencia a aislarse, sentir que nadie puede ayudarles, etc.
  • Tomar la decisión sobre qué información hacer pública como causa de la muerte.
  • En ocasiones, algunas personas del entorno tienen actitudes de desconocimiento e intolerancia hacia la conducta suicida; esto puede provocar estigma, sentimientos de culpabilidad y vergüenza en los allegados.

En general, cuando ocurre un fallecimiento, las personas más afectadas por lo ocurrido cuentan con el apoyo de familiares y amigos para superar su duelo. Pero tras un suicidio, suele ocurrir que los más cercanos se encuentran también tan impactados por lo sucedido que les resulta difícil abordar el tema, y no consiguen darles un apoyo suficiente.

Por otra parte, en algunas ocasiones la familia opta por ocultar la causa del fallecimiento.

En estos casos pueden necesitar contactar con un psicólogo especializado en duelos, como alguien que puede intervenir “desde fuera” para brindar el apoyo humano y profesional que les permita ir avanzando y superar el duelo por suicidio. A menudo el contacto con este profesional no parte de la persona en duelo, sino de familiares que buscan la forma de ayudarle en esta difícil etapa.

2 Comentarios
  • Alfredo
    Posted at 21:11h, 07 octubre Responder

    Me he sentido muy comprendido al leer este post.
    Hace 2 años que mi padre se quitó la vida y a raíz de ello, a veces me surgía un gran enfado hacia él. Esto me hacía sentir muy culpable, así que nunca se lo he contado a nadie.
    El leer que se puede sentir amor y enfado a la vez hacia alguien que se ha suicidado, me ha aliviado mucho, y me ha dado una paz que hacía mucho tiempo que no tenía.
    Gracias de todo corazón.

  • Elena Subijana
    Posted at 16:57h, 08 octubre Responder

    Sí, Alfredo, ese enfado es un sentimiento muy humano, y es frecuente en quienes habéis perdido al padre víctima del suicidio.
    Está bien que seas comprensivo contigo mismo.
    Mucho ánimo para seguir adelante.
    P.D. A raíz de tu comentario, acabo de publicar un post sobre este tema del enfado con la persona fallecida por suicidio.

Dejanos un comentario

Uso de cookies

Le informamos de que este sitio web contiene cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar los servicios ofrecidos a través del mismo así como mejorar la experiencia de navegación. El hecho de continuar navegando por este sitio web supone la aceptación del uso de las cookies con las finalidades descritas. Para más información pinche aquí.

ACEPTAR