¿CÓMO DECIRLE A UN NIÑO QUE HA FALLECIDO UN FAMILIAR?

Como decir a un niño que ha fallecido un familiar

¿CÓMO DECIRLE A UN NIÑO QUE HA FALLECIDO UN FAMILIAR?

Cuando ocurre un fallecimiento en la familia, afecta a todos sus miembros, pero en muchas ocasiones los niños son los grandes olvidados.
Con la intención de protegerles, a veces se les aparta, no se les informa de forma adecuada y no se les da la oportunidad de hablar de ello.
En general, a los adultos les suele resultar difícil transmitir una noticia de este tipo a los niños. A continuación os indico algunas pautas sobre cómo decirle a un niño que ha fallecido un ser querido:

  • Es preferible que la noticia se la den las personas más cercanas al niño emocionalmente (su padre o madre, o si no es posible, alguien con quien tenga un buen vínculo).
    Si encuentras dificultades para hacerlo, puedes acudir a un psicólogo especializado en duelos para que te oriente sobre ello.
  • Explicarle lo ocurrido adaptándose a lo que pueda comprender según su edad: a un niño de 12 años se le puede ofrecer una explicación más amplia que a uno de 4.
  • Dar la información poco a poco, explorando qué es lo que ya sabe, lo que teme que podía ocurrir…
  • No dar más información que la que el niño necesite y pueda asumir. En ocasiones, el mismo niño nos lo va indicando, al hacer más preguntas o al cambiar de tema.
  • Podemos empezar diciéndole: “Oscar, cariño, tengo que darte una mala noticia: …”
  • No mentirle.
  • No emplear expresiones de tipo: “el abuelo se ha dormido y ya no despertará”, “papá se ha ido a un viaje muy largo”, … Esta manera de hablar confunde a los niños, y en los pequeños puede generar un miedo a quedarse dormidos por temor a no despertar, o dolor al pensar que su padre haya decidido irse de viaje y no quedarse con él.
  • Es preferible decirle, por ejemplo, “el abuelo estaba muy, muy enfermo y se ha muerto”.
  • Es importante recalcar que estaba muy muy enfermo, o que tenía una enfermedad que ya los médicos no podían curar, para evitar que asocie cualquier enfermedad con el miedo a la muerte.
  • Cuidar el tono emocional que le transmitimos al contarle lo ocurrido: está bien que vea que estamos tristes y que nos afecta lo que ha pasado; pero es importante transmitirle que podemos afrontarlo, que lo que ha ocurrido no nos desborda. En resumen, el mensaje de fondo debería ser “estoy triste pero puedo afrontar esto”.
  • No es conveniente mostrarnos ante él desesperados, o hundidos. Puede que en algunos momentos nos sintamos así, y tendremos que buscar otros adultos en quienes apoyarnos y desahogarnos (familiares, amigos, ayuda profesional, …)
  • En casos del fallecimiento del padre o madre, evitar expresiones como “ahora tú eres el hombre de la casa”, o “ahora tienes que cuidar de tus hermanos”, o que el que queda busque en el niño el apoyo que antes recibía del cónyuge fallecido. Un niño tiene derecho a seguir siendo niño, y los adultos que cuidan de él deberán buscar sus apoyos en otros adultos. El hijo o hija puede ser una poderosa motivación para salir adelante, pero el apoyo para hacerlo hay que buscarlo en otras personas que puedan proporcionarlo.
  • Si es posible, podemos buscar algún aspecto que le pueda servir de consuelo, por ejemplo “no ha sufrido nada” si ha sido un fallecimiento repentino, etc.
  • Estar disponibles para el niño, que sienta que puede apoyarse en sus seres queridos más cercanos, que cuidan de él, le quieren y son capaces de afrontar la situación.
2 Comentarios
  • Carmen
    Posted at 21:49h, 06 octubre Responder

    Muchas gracias por su artículo.
    Me ha sido de gran ayuda para explicarle a mi hija de 10 años en el difícil proceso de la enfermedad y fallecimiento de mi marido.
    Gracias por explicarlo tan claro y con esa sensibilidad.

    • Elena Subijana
      Posted at 13:13h, 08 octubre Responder

      Me alegro de que te haya ayudado, Carmen.
      Un abrazo y mis mejores deseos de que tanto tú como tu hija lo vayáis superando.

Dejanos un comentario

Uso de cookies

Le informamos de que este sitio web contiene cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar los servicios ofrecidos a través del mismo así como mejorar la experiencia de navegación. El hecho de continuar navegando por este sitio web supone la aceptación del uso de las cookies con las finalidades descritas. Para más información pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies